Consejos para que el nino acepte el aseo

Martes, 19 Agosto   

Evitar las imposiciones y los imperativos. Debemos agudizar el ingenio para que acaben creyendo que son ellos quiénes han tomado la iniciativa de lavarse.

No olvidemos elogiarles. Debemos decirles lo guapos que están tan limpios y aseados.
Recordémosle que su ídolo (cantante, actor-actriz, deportista…) se ducha siempre después de cada partido o actuación.

No recurramos con frecuencia al castigo del tipo “si no hay baño, no hay televisión”. Reservemos esta clase de acciones para cuando realmente estemos desesperados y no haya manera de hacerles obedecer.